Nacionales

Importados

F1 Web

 
www.f1-web.com.ar

Búsqueda personalizada
Historias del automovilismo argentino
Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Turismo de Carretera
Gran Premio de la América del Sur 1948

 

Atrás de los hermanos, todos ...
Por Alfredo Parga
(Capítulo 2)

 

Revista Corsa Nro 1432. Enero de 1994

 

Buenos Aires Caracas 1948

1era etapa. Casi 1700 kilómetros de una sola sentada. Hubo gente que corrió 24 horas seguidas. Un reglamento injusto. 22 etapa. Suppici Sedes a ciegas... 32 etapa. Una infernal profundidad de 200 metros. La formidable cantera de gente idónea

En marcha

Martes 19 de octubre, a la noche (Mejor, hora cero del miércoles 20)
1era etapa. Buenos Aires - Salta. 1.692,6 Km

Todavía recuerdo aquella noche de largada. El diario La Nación aseguraría en su edición del miércoles que "jamás tanta gente colmó los espacios frente al ACA y muchas cuadras más, como esta vez".
De los 141 anotados -largados con 10 segundos de intervalo- únicamente faltaron tres, ¿El más importante? Ernesto
Blanco, por problemas de salud.
De movida, no más, figura en la antología grande de la anécdota, el rápido abandono de Esteban Sokol que "rozó a un coche y volcó en el Monumento de los Españoles" (Clarín) casi a la vista de la salida. El organizador le anticipó a los participantes como era "el camino a Bancalari", punto donde enlazar la ruta de la carrera resultaba ser más simple. Con algunos de estos trazos:

También te puede interesar

- Rally París Dakar 1987
- Gran Premio de América del Sur Buenos Aires - Caracas 1948

"Los corredores tomarán por avenida Alvear hasta el Monumento de los Españoles para tomar una calle que, en diagonal, sale sobre la derecha (esa diagonal se llama Infanta Isabel). Por Infanta Isabel continuarán hasta encontrar una columna con un reloj, lugar donde deberán tomar la Avda. Figueroa Alcorta, en dirección a la izquierda. Seguirán hasta el estadio de club River Plate que se encontrará a la derecha del corredor. Aquí se tomará a la izquierda por la Avda. Guillermo Udaondo. Por ella se recorrerán aproximadamente 400 metros y al llegar al "roin-point" (sic) que se encuentra frente al Tiro Federal, los participantes tomarán a la derecha para entrar a la Avda. José F. Uriburu...".
Nadie le hizo ascos a la distancia. Repare: ¡casi 1700 kms. de una sola sentada! El primero -Oscar Gálvez- demoró casi 14 horas. Mire el promedio: 121,800 (Mucho más dramático vino a ser el caso del último): Zarantonello necesitó 23h27m54s, a 72,132 km/h.
¿La punta? En Olivos estaba Fangio adelante. En Pilar, lo reemplazó Oscar, a quien se le anotó con partida detenida y viajando de noche, un promedio superior a los 119 km/h. En San Antonio de Areco, los dos marchaban juntos. En Arrecifes y en Pergamino, estaba Fangio.

Buenos Aires Caracas 1948
El blanco y negro de la foto se vuelve sepia tras el paso de los años: el Ford Nro 70 de Delmo Bojanich avanza hacia el Norte en aquella primera etapa que arrancando en Buenos Aires terminaría en Salta. Acá, el paso por las afueras de San Miguel de Tucumán

Aquellos eran tiempos en los que los diarios de la mañana no salían tan temprano. El aficionado podía leer al día siguiente, los pasos de las 2 o 3 primeras horas de carrera. Después, había que esperar a la 5taa de los vespertinos para ubicar a los primeros -que nunca eran más de 15 o 20- y recién al día siguiente se podía sacar bastante más en limpio. El cálculo de toda carrera estaba entonces en los afilados lápices de Alejandro Marón y su equipo. Le digo que en San Antonio de Areco, apareció Marimón. En Arrecifes, Oscar. En Colón -el promedio más alto de la etapa- otra vez Marimón, llevando su Chevrolet a 142,198 km/h.
Tengo presente que aquellos coches pesaban dos toneladas, cargados con 4 o 5 cubiertas armadas y una montaña de repuestos. En Canals recuperó la primera colocación Oscar, pero en Tucumán, donde los papeles pudieron ordenarse con mayor rigor, de nuevo el tenaz Marimón volvió a situarse adelante.
¿Novedades? De todo color. En La Carlota, el pobre Daniel Musso embestía a gente mal ubicada y se registró un muerto. Anímicamente todo terminó aquella noche para el hombre de Luján. Eusebio Marcilla perdió media hora por un inconveniente de encendido. También por una dínamo díscola perdía algún tiempo Oscar pero en Metán fue Marimón el del atraso (dos pinchaduras y un embrague que patinaba). Oscar remató la etapa lo mejor que pudo. Un camión se le apareció repentinamente en la ruta y obligó al piloto a levantar bruscamente su velocidad para no llevárselo por delante.

Buenos Aires Caracas 1948
El Chevrolet del riocuartense Darío Ramonda, de incansable tranco

Salta empezó a recibir la gente con una temperatura de infierno: 35° a la sombra. A la hora de levantar el primer parte de bajas, las crónicas no se anduvieron con chiquitas. El "Cacique Guaymallén" atropelló gente y mató a un espectador; a Petrini lo traicionó el motor, Suppici Sedes cortó una punta de eje y en la demora regaló más de 40 posiciones.
De los 138 pilotos que habían largado, fueron clasificados en la esquina de Rivadavia y Mitre, frente a la estación de servicio del ACA de Salta, 105. La mayor sangría de la carrera se registró aquella jornada con 33 abandonos.
¿Por cuánto tiempo le ganó Oscar a Marimón? Por 2m24s4/5. Esto, después de casi 14 horas de carrera y de 1700 kilómetros de camino...

Razones de una sinrazón

La Gran Carrera se comprenderá un poco más, a partir de una curiosidad reglamentaria que -paradójicamente- únicamente se utilizó en el Gran Premio de la América del Sur y que nunca más volvió a practicarse en el automovilismo.
La salida de la primer etapa respondía a tres grandes grupos (modalidad que mucho tiempo después vino a emplear el rally en el mundo).
El primer grupo fue formado por "ganadores de Grandes Premios en carretera, organizados por el ACA". En el segundo grupo se nucleó a los ganadores de pruebas de carretera y de etapas de las carreras realizadas de acuerdo con lo dispuesto por el Código Deportivo Interamericano y el Código Deportivo Internacional y en el tercer grupo, por todo corredor no comprendido en los primeros dos grupos.
Pero a partir de la segunda etapa, la salida se dio por la clasificación general. Con lo que todo lo que podía recuperar un piloto en una jornada se desvanecía en buena medida en la siguiente salida, porque había que volver a dejar atrás, a lo que ya había quedado atrás, antes.
El hombre que más sufrió con esta cláusula, fue Fangio que en la 2da etapa tuvo que largar desde el puesto 79° y que pese a terminar 4° ese tramo, al ponerse en marcha para correr la 3era etapa, volvió al camino desde el puesto 55. Siempre sostuve -y el propio Fangio me escuchó con atención, sin replicarme- que para mí, aquella fue a pesar de su abrupto final, y hasta entonces, la mejor carrera que Fangio hizo con Chevrolet en su historia.

Buenos Aires Caracas 1948
Despedida con bendición frente a la iglesia de Chacabuco: los que se van son Julián Elguea y E. M. Román (auto en primer plano) y Jacinto Moss hijo y Domingo Fancio (detrás)

Viernes 22 de Octubre
2da e
tapa. Salta - La Quiaca. 380.1 Km

No digo que esto fuera un paseo. Pero este esfuerzo representó, superficialmente analizado, una cuarta parte de esfuerzo de apertura.
La caravana no arrancó como había llegado a Salta. Cuatro participantes que habían entrado al parque cerrado en malas condiciones, prefirieron quedarse en Salta o regresar a Buenos Aires. Un par de apellidos ilustres permiten dar cabal ejemplo de la trascendente novedad. Uno fue Italo Bizio que había llegado muy tarde (88°) y otro, sorprendente, el de un joven, Alberto Faya (33°) que en la revisión del jueves comprendió que no tenía remedio remendar la situación técnica de su Ford.
De acuerdo con la topografía que acercaba la carrera el norte del país, otros nombres se agregaron a los de Oscar y Marimón. Uno fue el de Bojanich en Jujuy, cuando el promedio demostraba las dificultades de una topografía arisca: 57,159 km/h. Otro fue el de Gulle que cuanto más difícil era el piso, más cómodo se sentía.
Desde atrás, como consecuencia de un reglamento absurdo, Fangio se adelantó a 59 automóviles en el camino. Había largado 79° y entró 19°. No le servía de mucho. O, mejor, servía para confirmar la madera de la que estaba hecho un grande que no se quejó por aquel absurdo que le hacía perder cada mañana, lo que había ganado el día anterior.
Oscar seguía sumando. Aquí, en el parcial, le ganó por 6m29s a Gulle. El bueno de Pablo precedió a Juan -que empezó a mostrar las uñas- mientras que en el parcial, Fangio terminó cuarto.
En esto de pasar coches, recuerdo que José Froilán González desbordó aquel día a 56 autos. ¿La baja más notable? De lejos, la del uruguayo Suppici Sedes que dejando atrás el control de Maimará -a poco más de 169 kms. de la salida- trató de superar a otro coche. En Maimará la tierra había sido regada y no se levantaba polvo. Pero no bien terminaron las últimas casas -y el pueblo- el de adelante levantó una cortina de polvo. El corredor oriental viajó entonces a ciegas. Ahí tenía que estar un puente, sobre el río Grande. Ni siquiera pudo ver a la derecha un crucifijo. Cerca del puente, una alcantarilla. El coche pegó feo y destrozó el tren delantero. Se impuso el abandono. "Ampacama" (Julio Devoto) dejó a su acompañante Antonio Spampinatto, enfermo, en el regimiento 20 de infantería y siguió solo hasta La Quiaca. Allá vería para hacerse de nueva compañía, cosa que el reglamento- por razones humanas- permitía. ¿Cómo no?
El primer neto le perteneció a Oscar hasta El Carmen; en Jujuy, a Bojanich; en El Volcán, a Fangio; en Tilcara, en Humahuaca, en Tres Cruces y también en La Quiaca, definitivamente a Oscar, que seguía pisando el acelerador con el mismo fervor del primer momento. ¿Especulación? ¿Qué cosa era esa?
La caravana hizo aduana con la Gendarmería Nacional y pasó el río para dormir -si se podía- en Villazón. Casi un lugar común para argentinos y bolivianos en la geografía de América de siempre...

Buenos Aires Caracas 1948
El "disparador" Ricardo Risatti, de fugaz vuelo, va por la Quebrada de Humahuaca

Sábado 23 de Octubre
3era Etapa. Villazón - Potosí. 459,8 Km

En La Quiaca se habían clasificado 94 corredores. La sangría continuaba porque fueron 92 los que iniciaron la disputa del nuevo tramo. Uno de los abandonantes, un hombre hecho a todo tipo de circuito de la mecánica nacional y al año siguiente transportado a los pisos más aterciopelados del mundo: Benedicto Campos.
El excepcional piloto no había clasificado mal en la apertura (25°), pero su situación comenzó a complicarse en el segundo tramo, porque entonces llegaba muy atrás (61°) y aunque en la posición general no apareció tan rezagado (33°) su Ford no estaba entero, prefiríendo formar parte de la caravana que más adelante protagonizaría el regreso desde Lima.
¿Cómo olvidar aquella jornada que discurrió a 3000 metros sobre el nivel del mar? El boliviano Leizán demostró que sabía rodar en su piso, ganando el parcial hasta Quebrada Honda ("varias casas, alojamiento malo, telégrafo", permite leer la hoja de ruta), sacándole 21s a Oscar y 2m21s a Juan, marchando después Gulle y Kruuse. Pero en Iscayachi, Oscar se repuso aparentemente de la sorpresa porque mientras Leizán se atrasaba, el joven piloto porteño dejó atrás a todos.
Ganó en Las Carreras, en Catamaqui -que en realidad se llamaba Villa Abecia-, en San Pedro, en Camargo, en Tacaquira, en "el caserío sin recursos" de Cuchu Ingenio...
Atrás, el perseguidor de turno, rotaba en cada nuevo control. Fangio en Iscayachi, Marimón en Las Carreras, Marcilla en Catamaqui, Gulle en San Pedro, Juan en Camargo. Otra vez Gulle en Tacaquira...
Fueron 7 los abandonos y 85 los hombres que llegaron a la plaza 10 de Noviembre de Potosí, una ciudad señorial que todavía distingue a América. Seguramente fue el de Ricardo Risatti el abandono más sensible de la jornada. Risatti había tenido problemas en las dos etapas anteriores. Nunca había podido reacondicionar el coche como quería aquel "formidable disparador" de los caminos argentinos (según me dijo Fangio, el hombre de mayor reacción que conoció en su vida en las carreras argentinas).
¿Devoto? Había conseguido acompañante. Carlos Alisal, piloto original del coche 80 que no había terminado la 1a etapa. ¿Spampinatto? Era "repatriado" a Buenos Aires.
Dije que aquella etapa fue trágica. Es que en Camargo, a 274 kms. de la salida y después de cruzar el puente sobre el río Quebrada de Tota y penetrando como una hoja de cuchillo en la región de la Cuesta del Obispo, el coche de Elguea y Román se desbarrancó hacia un espeluznante precipicio. Una boca infernal de 200 metros de profundidad.
Las crónicas recuerdan que el coche, después de ir golpeando contra las rocas, quedó desintegrado en el fondo. Sus tripulantes, muertos instantáneamente...

Buenos Aires Caracas 1948
Uno de los tres únicos Plymouth que largaron, el del "prioritario A" Arturo Kruuse -por ello su Numero 5 en las puertas- avanza bien de mañanita por la altiplanicie boliviana entre Villazón y Potosí. Ahí, el "Indio Rubio" fue quinto

Primeras conclusiones

Son muchas las que el analista puede recoger a la hora de repasar las tres primeras etapas de la Gran Carrera. La más simple, después de 2.532 kilómetros contaba que Oscar y Juan Gálvez ya eran protagonistas. Un canto a la pasión del hombre por el camino. Vea usted: de Buenos Aires a Potosí, a casi 98 km/h. Hoy, a 45 años, aquello tiene toda la imponencia de una hazaña genuina. Hablando de los grupos en que fue dividida la "alcurnia" de la carrera -esto dicho con el mayor respeto- se deduce que el "B" -ganadores de carreras y/o de etapas- se mostraba muy sólido, a punto que apenas mostraba 2 bajas. Una, la de Musso, por la fatalidad. La otra, de entrada, con Del Carpio que no pudo terminar a tiempo su máquina. Si en verdad acá se encontraba el futuro inmediato del automovilismo argentino, resultaba fácil imaginar que el país continuaba disponiendo de una cantera excepcional de gente apta para correr.
En el tercer grupo -esperanza plena- todo era más auspicioso todavía. El mejor ejemplo lo protagonizaba aquel hombre bueno que fue Daimo Bojanich, dueño de una regularidad notable: 6° en la general de todas las etapas. Muy cerca de los más grandes, sin modificar su notable personalidad. Otro piloto de trayectoria, Lagorio, aparecía más atrás, operando con una regularidad total, sin tanta velocidad: 22° en los tres parciales. En este punto, resulta imprescindible apuntar a otros cuatro corredores como conductores que no se habían dado por vencidos (ni siquiera cuando lo parecían). El más notable perseguidor era José "Pepe" Froilán González que entre los tres tramos recuperaba 40 posiciones. Muñiz estaba muy cerca en ese andarivel: 38 puestos. Otro González (Luis) mejoraba 32 lugares y el Dr. Mesples, una personalidad notable que compartía el espíritu deportivo con la raíz samaritana que lo hacía un ser querido por todos. El Dr. Mesples adelantó 30 puestos.

Buenos Aires Caracas 1948
El Chevrolet Numero 31 de Antonio Gauthier y Juan A. Tenor. Rodó poco: quedó en Lumbreras, cerca de Salta

Galería de imágenes

<click en las imágenes para ampliar>

Dejá tu comentario sobre esta nota

 

 





Gustavo López Productor de seguros

Buenos Aires Caracas 1948
El mapa muestra el recorrido de primera y segunda jornada. La línea de puntos que viene de Los Andes, es la quinta, pero del regreso

Buenos Aires Caracas 1948
Un sonriente Esteban Sokol y su acompañante, E. Cimardi Los de San Pedro abandonarían rápidamente, tras volcar en Palermo

Buenos Aires Caracas 1948
Un TC de aquellos, pero de última generación, como que era casi un último modelo. Es el Chevrolet de Julio Gelón Devoto ("Ampacama") a quien su acompañante Spampinatto lo dejó antes que lo dejara el "chivo" numero 64

Buenos Aires Caracas 1948
El mapa de la tercera y -nos adelantamos- la cuarta etapa, ya en territorio boliviano

Clasificación de la Primera Etapa
Buenos Aires - Salta. 1.692,6 Km

1 O. Gálvez
13h53m47s
2 O. Marimón
13h56m12s
3 J. Gálvez
14h06m36s
4 L. Varoli
14h18m30s
5 P. Gulle
14h27m14s
6 D. Bojanich
14h28m24s
7 D. Candela
14h32m47s
8 J.R. Daly
14h41m09s
9 "Ampacama"
14h48m07s
10 B. Ortiz
14h55m30s
11 D.D. Ramonda
15h02m44s
12 E. Karstulovic
15h06m01s
13 H. Bradley
15h13m47s
14 E. Marcilla
15h22m10s
15 A. Pascualli
15h23m18s
16 F. Nery
15h28m08s
17 G. Marenghini
15h29m23s
18 A. Kruuse
15h30m08s
19 J. Rubiol Roca
15h33m17s
20 T. Taddia
15h40m55s

Promedio del ganador: 121,8 Km/h

Clasificación de la Segunda Etapa
Salta - La Quiaca. 380,1 Km

1 O. Gálvez
4h47m21s
2 P. Gulle
4h53m50s
3 J. Gálvez
4h57m27s
4 J.M. Fangio
4h59m10s
5 E. Marcilla
5h02m18s
6 L. Varoli
5h03m13s
7 D. Bojanich
5h05m26s
8 J.F. González
5h09m19s
9 R. López
5h12m28s
10 A. Kruuse
5h12m58s
11 A. Pascuali
5h13m30s
12 P. Trincavelli
5h14m21s
13 E. Karstulovic
5h15m38s
14 J. Elguea
5h17m34s
15 J. Rubiol Roca
5h17m53s
16 T. Taddia
5h21m11s
17 J. Moss
5h22m35s
18 P. Mesple
5h22m45s
19 V. García
5h22m49s
20 M. Beltrame
5h23m32s

Promedio del ganador 79,363 Km/h

Clasificación de la Tercera Etapa
Villazón - Potosí. 459,8 Km

1 O. Gálvez
7h12m15s
2 P. Gulle
7h16m36s
3 D. Marimón
7h17m13s
4 J. Gálvez
7h29m09s
5 A. Kruuse
7h36m16s
6 E. Marcilla
7h36m38s
7 D. Bojanich
7h46m21s
8 L. Varoli
7h50m51s
9 R. Hernández
7h52m12s
10 J. Rubiol Roca
7h55m26s
11 M. Vinardell Molinero
7h56m39s
12 F. Peduzzi
7h58m51s
13 A. Alvarado
8h03m20s
14 J. Lorenzetti
8h03m27s
15 M. Merino
8h04m41s
16 V. García
8h06m11s
17 L.F. González
8h06m35s
18 E. Orcola
8h07m08s
19 S. Ataguille
8h11m21s
20 P. Trincavelli
8h13m12s

Promedio del ganador 63,824 Km/h

Buenos Aires Caracas 1948
La sonrisa de Benedicto Campos, apoyado en su "Betty" de TC; la sonrisa se borraría del rostro del necochense en esa dura tercera etapa rumbo a la "montaña de plata" exhausta

Clasificación General
Hasta la tercera etap
a
Buenos Aires - Potosi. 2.532,5 Km

1 O. Gálvez
25h53m24s
2 J. Gálvez
26h33m13s
3 P. Gulle
26h37m41s
4 D. Marimón
26h46m02s
5 L. Varoli
27h12m35s
6 D. Bojanich
27h20m11s
7 E. Marcilla
28h01m06s
8 A. Kruuse
28h19m12s
9 D. Ramonda
28h46m09s
10 J. Rubiol Roca
28h46m37s
11 "Ampacama"
29h04m49s
12 A. Pascuali
29h09m59s
13 P.A. Trincavelli
29h11m14s
14 V. García
29h22m34s
15 F. Nery
29h23m29s
16 T. Taddia
29h23m39s
17 M. Merino
29h29m07s
18 E. Karstulovic
29h34m11s
19 S. Ataguille
29h39m11s
20 F.A. Peduzzi
29h41m39s


Vea también

Buenos Aires - Caracas 1948

Turismo Carretera: Buenos Aires - Caracas 1948 - Parte 1
Revista Corsa Nro 1431. Enero de 1994

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de F1-Web además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Historia de hombres y máquinas

Por Gustavo Ernesto López.

email guerlopez@gmail.com